Haz CRECER tu negocio

Haz CRECER tu negocio

  Tengo una mala y una buena noticia. La mala, que tu empresa o negocio cerrará en un plazo de dos o tres años. Y es que la vertiginosa velocidad a la que evoluciona el mundo -y con él la tecnología, los hábitos del consumidor, los usos del mercado – se llevará por delante gran parte del eslabón más débil de la cadena empresarial: la frutería de la esquina, el restaurante donde llevamos celebrando nuestras fiestas familiares toda la vida, la empresa de pinturas donde trabaja nuestro amigo, la tienda de ropa a la que tanto nos gusta ir, el taller donde reparamos nuestro coche… y tu negocio. La buena, que aún estás a tiempo de poner remedio a esta situación. Eso sí, antes tienes que realizar una profunda reflexión y elaborar un plan de acción que te lleve a acometer una profunda transformación en tu modelo de negocio, en tu forma de relacionarse con tus clientes, en tus procesos, en la manera en la que te das a conocer en el mercado. El problema, pensarás, es que no sabes por dónde empezar. No tienes las herramientas, ni los conocimientos, ni la experiencia necesaria para acometer esta transformación que hará tu empresa más competitiva, más visible, más rentable, más ágil, más fuerte. Para eso estamos nosotros, un gran equipo de profesionales de todos los ámbitos que podemos ayudarte a conseguirlo. Porque nuestra mayor satisfacción es que tú estés satisfecho y puedas dormir tranquilo porque confías en el futuro de tu negocio. Llámanos y hablemos. Será una de las mejores decisiones que puedas tomar. Rems Global Consulting Rodrigo Pinilla es Consultor de empresas en Rems Global Consulting y co-fundador de la red de consultoría Horizonte 360 Soluciones para pymes Plaza del Conde de Casal, 8  3º dcha. 28007 Madrid +34 629 744 078 info@solucionesparapymes.com.es  ...

Leer más

¿Qué aporta un Consultor Externo a tu Empresa?

¿Qué aporta un Consultor Externo a tu Empresa?

Los motivos para contratar un servicio de Consultoría externa son muchos y muy diversos, y van desde la necesidad de superar una etapa de crisis (caída de ventas, estrechamiento de márgenes, difícil situación financiera), hasta acometer un período de crecimiento con ciertas garantías de éxito (elaboración de un Plan Estratégico, definición y segmentación de la cartera de clientes, “atacar” al mercado potencial, incrementar el conocimiento de la marca, internacionalizar la actividad de la compañía…), pasando por la implementación de mejoras en la gestión diaria del negocio. Pero ¿qué puede aportar un Consultor, además de ayudarnos con lo dicho anteriormente? Desde nuestra experiencia con nuestros clientes, podemos afirmar que el trabajo del Consultor no consiste únicamente en realizar un estudio exhaustivo de la empresa, recomendar una serie de medidas y elaborar e implantar planes de acción que permitan conseguir los objetivos iniciales. Más bien al contrario, durante el desarrollo de un proyecto de Consultoría se crea un estrecho vínculo entre personas, Consultor y miembros de la empresa, ya sean directivos, mandos intermedios, empleados o colaboradores, que suele derivar en el intercambio de conocimientos, contactos y formas de trabajar que favorecen el aumento de la competitividad y sirven como plataforma de crecimiento. No obstante, hay toda una serie de elementos en el trabajo de un Consultor que aportan un enorme valor añadido a la gestión de una empresa, de los que enumeraremos sólo algunos: Ayuda a establecer la definición de la estrategia de la empresa en el medio y largo plazo. Aporta una gran cantidad y variedad de contactos en múltiples sectores y negocios. Asesora a los directivos de la empresa en muchas áreas de negocio (comercial, financiera, gestión de personas…). Puede aportar negocio desde otras empresas de su cartera de clientes. Optimiza la estructura financiera de la empresa, asesorando en la toma de decisiones que permitirán mejorar los ratios del balance y aportando conocimiento y contactos en la búsqueda de financiación externa. Supone una mejora de imagen de profesionalización de la empresa ante los stakeholders (entidades financieras, proveedores, clientes, organismos oficiales, los propios empleados…). Ayuda a establecer las bases para la continuidad del negocio, mediante la regulación de relaciones entre socios, preparación de la sucesión, etc. Aporta un alto nivel de profesionalización en la gestión. Ayuda a instaurar un nivel de reporting profesional y adecuado para la monitorización de la actividad empresarial. Su labor permite que los gestores se dediquen al core business, a lo verdaderamente importante. Aporta la experiencia de otras situaciones y negocios. Optimiza los recursos y la estructura de la empresa, preparándola para una eventual venta. Asesora desde un punto de vista multidisciplinar y externo, por lo que no incurre en “vicios” adquiridos en el día a...

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies