10 claves para que tu negocio triunfe

10 claves para que tu negocio triunfe

Muchas veces, la vorágine del día a día nos sumerge en las agitadas aguas de lo urgente, distrayéndonos de nuestro objetivo y desviando nuestra atención de lo verdaderamente importante. Por eso, hay que concederse al menos unos minutos diarios para pensar y recuperar el foco de lo que hacemos, para qué lo hacemos y a quién nos dirigimos, marcando no solo una estrategia a largo plazo, sino también cuál será nuestra táctica en el presente más inmediato. Aun así, con demasiada frecuencia perdemos la perspectiva de cuál es nuestro verdadero propósito. Estas 10 actitudes clave te ayudarán a analizar y enfocar correctamente los aspectos esenciales de tu negocio: 1. Identifica. Hazte periódicamente estas preguntas: ¿quiénes son mis clientes? ¿dónde están? ¿cómo se comportan? ¿a quién quiero dirigirme? Tanto si tu cartera de clientes se ha convertido en un totum revolutum difícilmente identificable, como si quieres lanzar una nueva línea de negocio, como si tienes un nuevo proyecto en mente, debes preguntarte quién es tu cliente ideal, cuáles de sus problemas son los que tú puedes solucionar, que comportamiento suele tener. Sólo así podrás hacer una reflexión sobre si estás en el camino correcto y debes cambiar de estrategia, o incluso de segmento del mercado en el que operar. 2. Personaliza. Una vez identificado tu nicho de mercado, es decir, quiénes son tus clientes, establece con ellos un diálogo fluido de tú a tú. Pregúntales qué es lo que les gusta, cómo puedes mejorar el servicio que les das, qué aspectos de tu negocio valoran mejor. Para ello tienes multitud de herramientas a tu disposición, muchas de ellas gratuitas, como Google Forms, una aplicación para generar y analizar encuestas que puedes enviar a tus clientes por correo electrónico o colgar en tu web. Y, por supuesto, atiende siempre de la mejor forma posible cualquier queja, reclamación o sugerencia. En definitiva, habla con tu cliente y, sobre todo, escúchale. 3. Comunica. Una comunicación eficaz siempre es una buena inversión. Muchas veces cometemos el error de pensar que la calidad de nuestros productos o lo inmejorable del servicio que prestamos hablan por sí solos. Y esto es una verdad a medias. Invertir en comunicación, publicidad y marketing siempre es una inversión muy rentable. Eso sí, si no eres un experto en el tema busca asesoramiento profesional -es mucho más barato de lo que imaginas -, porque comunicar incorrectamente también puede salir muy caro. ¿Sabes que en Soluciones Para Pymes podemos ayudarte? 4. Coordina. En algunos negocios, uno de los grandes males es la falta de tiempo para atender a todo, incluso la persona que dirige hace de todo y no tiene tiempo para dedicarlo a la gestión, un aspecto tan importante y a la vez tan...

Leer más

Las tribulaciones de un cliente bancario

Las tribulaciones de un cliente bancario

– Buenos días, Paco. – Buenos días, José María. ¿Cómo estás? Siéntate y dime, ¿en qué puedo ayudarte? – Pues verás, me vence el depósito a plazo fijo que tengo con vosotros en los próximos días y vengo a negociar contigo las condiciones de renovación. – Pues en este momento no te puedo ofrecer más del 0,10%, y me temo que mi margen de negociación es escaso: nos han dado instrucciones de arriba y no podemos subir por encima de ese tipo de interés para los depósitos a plazo. – Vaya, pues siendo así, y sintiéndolo mucho, me tendré que llevar mis posiciones a otro banco. Parece que no os importa perder a un cliente que lleva más de veinte años trabajando con vosotros… Y es una lástima, Paco, porque te tengo mucho aprecio después de tanto tiempo. – No, no es eso, José María. Lo que pasa es que con los tipos de interés tan bajos no podemos ofrecerte más rentabilidad. Al menos en plazo fijo. Claro que tenemos un producto, muy similar al depósito a plazo tradicional, para que lo entiendas, al que le podrías sacar muy buena rentabilidad sin correr ningún riesgo… – Ah, ¿sí? ¿Y de qué producto se trata? – Verás, los expertos lo llaman productos estructurados, pero su funcionamiento es muy sencillo: se trata de colocar tu dinero a un plazo de 3 años, periodo durante el cual no podrás tocar el dinero, y su rentabilidad va ligada a la evolución de tres valores: Vodafone, Repsol y Santander. – No, no me interesa. Ya sabes que yo soy muy conservador, ya estoy jubilado y no quiero invertir en bolsa… Lo que quiero es complementar mi pensión con los rendimientos de mis ahorros de toda la vida y poder hacerle un regalo a mis nietos, irme de vacaciones con mi mujer y disfrutar de mi jubilación sin agobios de dinero. – A ver, con este producto es como si invirtieras en bolsa, pero sin correr riesgos. Te puedes beneficiar de las subidas sin que te afecten las caídas en la cotización de estas acciones. – ¿Y cómo es eso posible, Paco? Mira que con el asunto de las preferentes que compré en aquella caja hace unos años terminé muy escaldado, llevo unos años con un proceso judicial abierto para poder recuperar mi dinero, como bien sabes, y este asunto de las inversiones raras no me da más que disgustos. – Tranquilo, José María. No tienes de qué preocuparte. Verás, tú contratas este producto a 3 años, y si todas las acciones de la cesta suben el primer año, te damos un 2%. Si el año siguiente bajan, no obtienes rentabilidad, y si el último...

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies