Toros vs. osos: ¿Una bomba a punto de estallar?

Toros vs. osos: ¿Una bomba a punto de estallar?

Fiel a su cita, JP Morgan Asset Management distribuyó su “Guide to the Markets”, un cuadernillo en forma de fichas repleto de datos y gráficos macroeconómicos, de los que no hace ninguna valoración, se limita simplemente a exponerlos en un formato bien estructurado y comprensible para casi cualquier tipo de inversor, y que sirven fundamentalmente para hacernos una composición de lugar acerca de dónde estamos y hacia dónde pueden dirigirse los mercados en el futuro próximo. De hecho, las fichas exponen los datos macro a 31 de diciembre de 2016 con la vista puesta en el primer trimestre de 2017. Podéis echarle un vistazo aquí. Pues bien, esta ficha en concreto nos ha llamado muchísimo la atención:     ¿El motivo? Si nos fijamos en la columna Bull markets(*), podemos observar que el ciclo alcista actual en el S&P 500, que comenzó en marzo de 2009, lleva acumulada una rentabilidad total del 249% y lleva acumulados 97 meses al alza. Comparándolo con los 10 grandes hitos en los mercados financieros pasados desde el Crack de 1929, vemos que éste, cuyo comienzo se fecha en julio de 1926, acumuló una rentabilidad del 152% durante un período de 38 meses. Si vamos un poco más allá, vemos que el ciclo alcista actual sólo es superado por la época de la burbuja tecnológica, que abarca desde octubre de 1990 a marzo de 2000, en el que la rentabilidad fue del 417% por un periodo de 115 meses. En todos los demás periodos, desde la crisis de los misiles de Cuba hasta la crisis del petróleo de 1973, pasando por otros acontecimientos igualmente “sísmicos”, tanto las rentabilidades como la duración alcista de cada uno de los ciclos son sensiblemente inferiores al actual. Evidentemente, cada época y cada ciclo tiene sus peculiaridades, catalizadores y circunstancias políticas y económicas, pero no podemos evitar sentir cierto escalofrío al pensar qué pasaría si hubiera un detonante que hiciese estallar esta bomba de euforia en los mercados después de tanto tiempo al alza y con las exageradas valoraciones alcanzadas, máxime teniendo en cuenta la divergencia entre la economía real (que no nos engañemos, sigue en la UCI, muy grave y con respiración asistida) y la financiera. Y aunque nos estemos refiriendo exclusivamente al S&P500, no olvidamos el dicho que sigue siendo totalmente válido: «Cuando USA estornuda, el resto del mundo se constipa». Indudablemente, es para pensárselo. (*) Un bull market, o mercado de los toros, es un mercado alcista, en el que hay incrementos de rentabilidad de al menos un 20%. Por el contrario, un bear market, o mercado de los osos, sigue el signo contrario, esto es, caídas de al menos el 20% en el período. ________________________________________________________________________________________________________...

Leer más

Tormenta de verano

Tormenta de verano

Jaume Puig. Director General de GVC Gaesco Gestión Segunda gran oscilación bursátil del año: Tormenta de verano Durante las dos últimas semanas, al amparo del mes de agosto, se ha producido el segundo descenso bursátil del año, sobre el cual efectuamos los siguientes comentarios: – En primer lugar, la magnitud del descenso. Hasta el momento, es parecida a la de los últimos movimientos correctores, el de octubre 2014, el de diciembre 2014, o el primero del año 2015. Los niveles de volatilidad han subido hasta los niveles habituales en cualquiera de los diversos dientes de sierra que se suceden cada año; el Vix, por ejemplo, ha alcanzado el nivel 28, que es incluso bajo. – En segundo lugar, no existe una causa única a la cual atribuir el descenso, sino que se achaca a una multiplicidad de coyunturas: nuevas elecciones en Grecia, devaluación del yuan chino, caída de las bolsas chinas, próxima subida de tipos en EEUU, el descenso del precio del petróleo, un hipotético enfriamiento económico a nivel mundial, etc. Ninguna de ellas tiene un peso específico propio para dañar al mercado bursátil, especialmente porque estos argumentos incorporan más temores que certezas. Las nuevas elecciones en Grecia no pueden esconder su componente puramente político. Su tercer programa de ayudas ha sido ya aprobado por el parlamento griego, situación mucho mejor a la que existía hace escasamente unos pocos meses cuando no existía un acuerdo entre Grecia y sus acreedores. Otra cosa es que Tsipras necesite una ratificación popular de su persona, una vez ha tenido que tomar acuerdos altamente impopulares. Respecto a la devaluación del yuan chino de la semana pasada, es una más de las que están efectuando muchos países en el mundo forzados por la fortaleza del dólar, que compromete su situación competitiva. Es un nuevo episodio de la guerra encubierta de divisas que existe a nivel mundial en los últimos años, que se inició tras los acontecimientos de Lehman Brothers en 2008 y que han utilizado países de todo el mundo, emergentes y desarrollados. No tiene nada de particular y se trata de un movimiento previsible. Respecto al descenso de las bolsas chinas que se ha sucedido desde mediados del mes de Junio, hemos comentado ya en otras ocasiones que se han producido después de las fuertes subidas exponenciales que en el último año habían tenido las bolsas de Shangai o Shenzen, y que afectan a las denominadas acciones A, es decir, las que pueden adquirir los chinos domésticos, que no son las que adquieren los inversores internacionales que son las acciones H, que cotizan en Hong Kong. Pese a que casi un centenar de inversores internacionales tiene acceso a las acciones A, y a...

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies